Rebekah

Supervivencia y lucha

Más detalles

Rebekah llegó con su hermano con apenas unos meses de vida. Ambos eran completamente salvajes, apenas podías acercarte a ellos y mucho menos manipularlos. Desafortunadamente, al poco de entrar el refugio se puso bastante enferma con panleucopenia pero gracias a los cuidados veterinarios y a su casa de acogida, se ha recuperado bastante bien, hace vida normal aunque le han quedado algunas secuelas que le afectan a la movilidad.

En cuanto a su carácter, su acogida nos dice que su personalidad ha cambiado bastante desde que fue rescatada. Aquella bebé salvaje experta en huir de los humanos se había calmado mucho y pese a que disfruta mucho su independencia y en ocasiones se muestra tímida, siempre se dejará encontrar para alguna que otra caricia.

Ficha técnica

Sexo Hembra
Raza Europeo común
Color Blanco y naranja
Sociable con personas
Sociable con gatos
Castrado