Ángela

Esta gatita de tres meses y poco, fue recogida con su hermano Tom cuando aún eran lactantes tras caer de un árbol. Ha conocido la vida en un hogar gracias a su acogida pero es algo temporal y ha acabado en el refugio que claramente no es lugar para ella ya que sufre ataxia. 

¿Le haces un pequeño hueco a esta tigrecilla a tu lado?