Hakor

Iridia es una gata muy especial, ha llegado a la protectora en un estado famélico y con una cojera que determinará el veterinario su gravedad. Ronda los dos meses, es aún muy cachorra pero ya ha conocido el dolor en varios aspectos de su vida.

Vamos a darle la opción de conocer el cariño y borrar su pequeño pasado.

Adopta.