Bizcocho

Ha llegado en estos meses invernales porque es un bizcochito esponjoso al que abrazar. Este grandote es todo un tranquilón que quiere jugar y recibir atención.

¿Serás tú quién le de una oportunidad?