Aloe

Aloe fue traída y en seguida la llevamos al veterinario. A pesar de lo que suponemos que ha tenido que pasar el miedo ya no existe pues es una mini súper cariñosa y sociable.

Necesita una casa donde descansar y ser feliz para siempre.

Lo sentimos, pero este animal está reservado