Rumbo

Rumbo, toda una vida de soledad.

Más detalles

Rumbo fue encontrado en un estado físico espantoso. Toda la parte superior de su lomo estaba habitada por cientos de garrapatas que, tras numerosos baños y tratamientos específicos, hemos conseguido retirar. Esta situación junto a su inmensa ansiedad por arrasar con todas las piedras que encuentra nos hace pensar que Rumbo no ha vivido en las mejores condiciones y que seguramente ha pasado muchas horas solo, sin nadie que le prestara atención. Este hecho hizo que las piedras se convirtieran en su único pasatiempo lo que le ha producido un gran desgaste en los colmillos.

Pese a todo, desde el primer momento que pisó las instalaciones, Rumbo nos ha mostrado su carácter bonachón y enérgico. No quiere más que jugar las 24 horas y recibir toda clase de mimos y caricias por parte de todos los voluntarios.

Rumbo busca a su compañero de juegos de por vida. Su integración dentro de una familia sería un final perfecto para romper con todo este oscuro pasado. Además, el hecho de poder convivir con otros animales se convierte en un plus a la hora de encontrar su verdadero hogar. ¡No dejemos que Rumbo se convierta en un invisible más! ¡Entre todos podemos ayudarlo a conseguir la felicidad plena!

Para poder adoptarlo se deberá reunir los requisitos que se exijan en su lugar de residencia por ser considerada raza PPP.

Ficha técnica

Sexo Macho
Raza Pit Bull
Edad aproximada Marzo 2013
Tamaño Mediano
Sociable con personas
Sociable con perros
Castrado
Fecha de llegada 7 de mayo de 2017
Apadrinado