Merlot

Abandonado cuando más lo necesitaba.

Más detalles

Nuestro bodeguero más tierno y dulce fue encontrado en unas condiciones pésimas. Su cuerpo entero estaba lleno de escamaciones, síntoma claro de Leishmania. Las personas que lo encontraron, no dudaron en llevarlo al veterinario donde se confirmó lo que ya pensábamos, positivo en Leishmania. Además, tuvo una fuerte alergia dermatológica.

Pese a todo lo que ha tenido que sufrir, Merlot es un animal muy noble y leal. Ha estado todo este tiempo en acogida, de él nos cuentan que en casa es estupendo, no da ruido, no ladra ni llora. Pasea muy bien y hace sus necesidades fuera. Además es un buen compañero de viajes en coche y también se puede quedar solo en casa sin problemas. Aunque no es amigo de los felinos.

Gracias al cariño diario de su acogida se ha recuperado y animado. Su problema en la piel se ha solucionado y ahora, sólo con medicación y pienso especial, tiene la piel tan suave como una nube. Pero su acogida no puede tenerlo más en casa y ha tenido que volver al refugio y no es nada recomendable para él en su estado y tras conocer el verdadero calor humano.

No dejes que una simple enfermedad nuble tu deseo de darle una oportunidad al pequeño Merlot. Se lo merece por todo lo que ha sufrido y por su gran carácter. La Leishmaniosis es una enfermedad muy controlada y si tienes dudas sobre ella, estaremos más que dispuestos a asesorarte con todo lo necesario.
¡Dale a este bodeguero la oportunidad que tanto se merece!

Ficha técnica

Sexo Macho
Raza Bodeguero
Edad aproximada Noviembre 2014
Tamaño Pequeño
Sociable con personas
Sociable con gatos No
Sociable con perros
Castrado
Leishmania
Fecha de llegada 3 de septiembre de 2017