Monk

¿Perdida o abandonada?

Más detalles

Monk fue encontrada la noche de reyes en las inmediaciones de uno de los supermercados más transitados de la ciudad. No paraba de ladrar a los coches que pasaban por la zona y cada vez que alguien se acercaba se mostraba muy tímida y asustada. Los minutos fueron pasando y aunque muchas personas se acercaron a ella y pensaron que estaba perdida, ella continuaba allí, como una estatua, ladrando y sin moverse del sitio.

Finalmente, varias personas decidieron cogerla y llevarla a las instalaciones donde comprobamos que carecía de chip identificativo. Sin embargo, su estado físico es bueno y tiene una señal muy marcada en el cuello de haber llevado un collar por lo que no sabemos si realmente se trata de una pérdida o un abandono.

Monk reside ahora en las instalaciones donde poco a poco va desprendiéndose de sus miedos y comienza a confiar cada vez más en los voluntarios. Además, aunque al principio estaba muy asustada de sus compañeros caninos, poco a poco se ha relajado y ya muestra curiosidad en conocerlos uno a uno.

Buscamos para Monk su oportunidad definitiva, donde la acojan como un miembro más de la familia y donde comparta miles de experiencias en un entorno equilibrado y tranquilo ¿Le abres las puertas de tu hogar?

Lo sentimos, pero este animal está reservado

Ficha técnica

Sexo Hembra
Raza Mestiza
Edad aproximada Enero 2016
Tamaño Pequeño
Sociable con personas
Sociable con perros
Fecha de llegada 5 de enero de 2018