Vilma

Un instante de mala suerte.

Más detalles

Posiblemente la pequeña Vilma fue atropellada o cayó desde muy alto y ésto le ha pasado factura en su patita delantera. Cuándo fue llevada al refugio la transladamos rápidamente al veterinario pues la situación pintaba mal. Una vez allí, la estabilizaron y dieron lo necesario para resolver con un diagnóstico claro: tenía la pata lastimada y sin sensibilidad.

Vilma tuvo al suerte de estar acogida desde el primer momento. Allí, tras seguir la medicación y los cuidados necesarios, ha ido recuperándose poco a poco y ya está totalmente sana. Además, ha sido testada y es doble negativa. Su patita aún sigue evolucionando y no es impedimiento para ella saltar y correr.

Tiene buen carácter y, a pesar de lo asustada que llegó y su situación, consigues ganarte su ronroneo y que te busque.

Sabemos que la historia y situación de Vilma es complicada pero confiamos que tenga un golpe de suerte y encuentre una familia con la que recuperarse y crecer con todo el amor que necesitas. ¿Te gustaría tenerla en casa?

Ficha técnica

Sexo Hembra
Raza Común europeo
Color Blanco y naranja
Edad aproximada Junio 2018
Sociable con personas
Sociable con gatos
Inmunodeficiencia No
Leucemia No
Fecha de llegada 7 de agosto de 2018