• Latina llegó a la protectora con el cuello rajado para extraerle el microchip, en un intento de borrar la identidad de su dueño.

  • Amapola sigue en nuestra protectora desde hace 15 años.

  • Reservado

    Remo llegó siendo un bebé a la protectora, cuando llegó cogió parvo y estuvo a las puertas de morir.

  • Sandy es una perra súper cariñosa, le encanta frotarse contra tus piernas para demandar atención.

  • Patrick es un precioso cruce de Spaniel color chocolate que ha llegado al refugio casi sin dientes y los colmillos totalmente limados.

  • Chato, abandonado primero por cazadores, y por segunda vez tras su adopción

  • Sheina es una perra con una vitalidad increíble. Le encanta juguetear y subirse a darte abrazos.

  • Este es Versus, el alma más dulce del refugio